Montse Tomé: “Merecíamos ir a los Juegos Olímpicos” | Fútbol | Deportes

Señaló la colegiada el final del encuentro y desde el banquillo de España sí que brincaron pero no se dio una sucesión de carreras alocadas ni lloros, sino que las jugadoras entraron al paso al césped para, entonces sí, fundirse en abrazos con el resto. Cata Coll levantó del suelo a Vicky López, Olga Carmona alzó con ganas los brazos y, sobre todo, la capitana Irene Paredes dirigió el festejo, sabedora de que París puede ser el broche a su carrera. Poco después, se juntaron todas en el tapete e hicieron un corro, cogidas por los hombros para saltar y cantar, para celebrar que España ya es olímpica. Una gesta. Una más de este equipo que se coronó en verano como la campeona del mundo y que ahora jugará por primera vez unos Juegos. Una alegría, en cualquier caso, que no pareció superlativa, quizá por eso de que esta selección ya se ha acostumbrado a ganar. Ante Países Bajos, además, lo hizo a lo grande, con una goleada y con un encuentro de fútbol superlativo. “Hemos conseguido hacer un buen partido ante un rival con una gran capacidad con el balón y muy peligroso con las transiciones de Beerensteyn. Y nuestros mejores duelos en la fase previa fueron contra Suecia [entonces la número uno en el ranking hasta que La Roja dijo lo contrario]. Sí, sabemos que este equipo se crece contra los grandes”, resolvió con orgullo la seleccionadora Montse Tomé, todavía castigada con una afonía severa.

Predijo Tomé antes del duelo que la clave estaría en amasar la pelota, en encontrar las ranuras para llegar al gol y, sobre todo, en poder definir las ocasiones, tara que acusó España en el duelo de cuartos del Mundial. Pero, de inicio, Salma se enredó en el remate y se temió vivir un calco a lo sucedido en Nueva Zelanda, partido resuelto en la prórroga. Aunque Hermoso y Aitana aclararon que nanay, que los goles caían. “Teníamos un plan de partido muy específico y las jugadoras han entrado muy fuertes y mentalizadas desde el principio. Se ha ejecutado muy bien el plan y lástima no poder hacer más goles”, convino Tomé, que quiso hacer el éxito algo colectivo. “En la segunda parte no empezamos del todo bien, pero los cambios nos dieron ese punch para marcar el último gol. Tenemos una capacidad muy grande para cambiar la dinámica del partido”. Entre esas jugadoras estaba Vicky López, la joven jugadora del Barcelona que debutó con la selección española y que, de regalo y como marca la tradición, se llevó un manteo de las demás jugadoras. “Soy muy vergonzosa, la verdad”, acertó a decir; “pero estoy muy contenta y feliz por cómo me han acogido en el vestuario y por la oportunidad que me ha dado la seleccionadora. Me ha dicho que disfrutara, que era una experiencia única, y lo he hecho. Muchísimo”. Recogió el testigo Tomé: “Vicky refuerza a la cantera que tenemos en España, a las inferiores de la selección y el talento natural del que podemos disfrutar. Está con nosotros desde los 16 años y su formación y capacidad, además de lo que está haciendo en el Barça, hace que hayamos dado el paso de traerla. Ha hecho grandes entrenamientos y se ha ganado entrar en el campo”. Y, de paso, pensar en los Juegos. “Todas las futbolistas soñamos con estos grandes momentos y a París que vamos”, señaló Vicky con una sonrisa de oreja a oreja.

“El 22 de diciembre nos reunimos el cuerpo técnico para hacer el primer análisis del partido y dije que nos acordaríamos de este día. Estamos contentos con el trabajo realizado y merecíamos ir a los Juegos por las anteriores que han luchado por querer estar y no pudieron, y por las que vivieron el momento del barro. Ahora ellas lo podrán disfrutar”, resolvió con satisfacción Tomé. Eso explicó Jennifer Hermoso: “Los Juegos los veías en la tele… Cualquier deportista quiere vivir unos Juegos y esto es algo histórico, lo hemos conseguido y poder vivir esto es otro check en las cosas por hacer”. Cata Coll se sumó: “Ir a unos Juegos es para estar contentas y orgullosas. Nos espera un verano movidito y no me cabe duda de que iremos a por la medalla”. Y la entrenadora volvió a recoger el testigo: “Era un partido en el que estaba el objetivo de los Juegos, que lo merecíamos. Ellas y el staff, porque entramos en un momento difícil. Nadie lo eligió. Nos llegó así y dimos un paso adelante. El primer día, primera rueda de prensa, estaba orgullosa del staff y hoy todavía lo estoy más. Formamos un grupo humano, humilde, ambicioso, muy ambicioso y tenemos muchas ganas de la final”.

Así lo expresó Cata Coll: “Ir a los Juegos es un sueño pero queremos ganar la final y el título de la Liga de las Naciones. Ante Francia iremos a muerte”. Hermoso intervino: “Que no se nos olvide que hemos ganado una semifinal y que ahora podemos conseguir otro trofeo muy bonito”. Vicky remató: “Francia es muy física y tendremos que ir a por todas”. Saben, en cualquier caso, que la afición responde, pues ante Holanda se logró el récord de espectadores: 21.856 por los 15.896 en Málaga del pasado diciembre. “Estoy muy contenta con la afición. Vamos dando pasos. Vamos evolucionando y espero que hayan podido disfrutar”, resolvió Tomé.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *