Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al utilizar el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Nvidia intensifica su ofensiva con chips más potentes de inteligencia artificial | Empresas

Logo de Nvidia en su sede en Santa Clara, California.Justin Sullivan (Getty Images)

Nvidia, el especialista en procesadores gráficos, intensifica su ofensiva subido a la ola de la inteligencia artificial. La compañía ha anunciado un nuevo chip, denominado H200, para manejar sistemas de IA generativa más grandes y, según ha desvelado, Amazon, Microsoft, Google y Oracle los han reservado ya para incorporar en sus infraestructuras y entrenar nuevos modelos de IA. La noticia tiene una cara B, y es que estas big tech han empezado a seguir una estrategia de internalización de fabricar sus propios chips de IA (este miércoles lo hizo Microsoft) para reducir su dependencia de Nvidia.

Pero Nvidia no se achanta y confía en su nueva apuesta. Y es que el H200 superará por mucho a su predecesor, el H100, en cuanto a la cantidad de datos que podrá procesar. Ello gracias a que incluye 141 gigabytes de memoria de nueva generación con un ancho de banda de hasta 4,8 terabits por segundo, frente a los 80 GB y 3,35 TB/s del modelo anterior.

Nvidia domina el mercado de chips de IA y potencia servicios como ChatGPT de OpenAI. Los avances logrados con su nuevo chip supondrán que dichos servicios de IA generativa podrán dar una respuesta mucho más rápida. Según Nvidia, la nueva GPU, que se espera esté disponible en el segundo trimestre de 2024, generará resultados casi el doble de rápido que su predecesor.

La compañía no reveló sus proveedores de memoria para el nuevo chip, pero Micron Technology dijo en septiembre que estaba trabajando para convertirse en proveedor de Nvidia. También la surcoreana SK Hynix, ya proveedor de la empresa, dijo en octubre que los chips de IA están ayudando a reactivar sus ventas. Los chips lógicos y el empaquetado CoWoS seguirán proviniendo, como es habitual, de TSMC, que tiene a Nvidia entre sus principales clientes.

El anuncio ha impulsado las acciones de Nvidia, que acumulan una subida de más del 240% en lo que va de año, aunque este miércoles cerró con caída tras el anuncio de Microsoft. La compañía ya vale en Bolsa 1,21 billones y se coloca como la sexta empresa más grande del mundo.

Pese a este empuje, la complacencia no forma parte del vocabulario de Jensen Huang, fundador y CEO de Nvidia. Así, para evitar el fuerte impacto que puedan tener sobre su negocio las nuevas medidas de EE UU para bloquear las ventas de chips de IA de alta gama a China, planea lanzar nuevos chips de IA dirigidos a ese país. Según el boletín de la industria de chips SemiAnalysis, se trata de tres chips (HGX H20, L20 PCIe y L2 PCIe) que incluyen la mayoría de las nuevas funciones de Nvidia para IA, pero con algo menos de potencia informática para cumplir con las nuevas reglas estadounidense. Todo parece indicar, que ante el desacoplamiento entre las dos potencias la estrategia de Nvidia sigue siendo mantener dos cadenas de suministro independientes.

La estratagema, no confirmada por Nvidia, buscaría mantener la posición de la compañía en China, donde controla más del 90% del mercado de chips de IA, valorado en 7.000 millones de dólares, y evitar que competidores chinos como Huawei, Birentech o Moore Threads hagan avances. Se estima que la nueva política de restricciones impuestas por el Gobierno de Joe Biden puede costarle miles de millones en ingresos anuales a la compañía sino expulsarla de este mercado estratégico.

No hay que olvidar que ese endurecimiento regulatorio ya tenía como objetivo impedir que Nvidia vendiera dos de sus chips de IA avanzados modificados, el A800 y el H800, que fueron creados específicamente para el mercado chino el año pasado para cumplir con las reglas de exportación de EE UU anteriores.

La táctica seguida por Nvidia encaja como un guante con la filosofía de Huang, quien durante una entrevista en la conferencia Future of Business de Harvard Business Review la semana pasada dijo: “Creo que una empresa que vive en algún lugar entre la aspiración y la desesperación es mucho mejor que [ser] siempre optimista o siempre pesimista”. “No hay empresa que tenga asegurada la supervivencia”, añadió Huang, que opina que una empresa “no necesita garantías de que le irá bien para hacer mejor su trabajo”.

El directivo está convencido, según recoge Observer, que para sobrevivir en una industria en rápida evolución como la de los semiconductores, una empresa debe permanecer lo más alerta posible. No importa la capitalización que tenga. Quizás por ello, Nvidia también parece dispuesta a atacar el bastión de Intel y los ordenadores que funcionan con Windows a partir de 2025.

El gigante verde, que ya había abierto hostilidades frente a Intel en 2021 al anunciar un procesador informático destinado a servidores llamado Grace para centros de datos, está dispuesto a aprovechar sus décadas de experiencia en la fabricación de GPU para crear sus chips Arm para PC y portátiles. Un mercado controlado hasta ahora tanto por la citada Intel y AMD.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance

Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

By Laura Salas

Te puede interesar